Etiquetas

, , , , , , , ,

20131222-092721.jpg

Por: Víctor Sotomayor

Nunca se me ha hecho más difícil dar mi crítica a algún libro como lo es con Vive Pez.
Quizás sea porque tengo la fortuna de conocer a sus autores, Alejandro Molina y Virgilio González, los dos con opuestos estilos de poesía, los dos con muy distintos puntos de vista y de composición… Sin embargo, no se puede negar el añoro por su México natal que se deja reflejar en cada uno de sus poemas, el dolor del inmigrante, la constante lucha interna que existe en el poeta y en cada uno, inclusive la lucha con la letra misma que mezcla el Inglés, el Español y hasta el Spanglish que inventamos aquí en Los Ángeles.

No miento que por momentos tengo que preguntar que significa cada otra palabra como sempiterno, oligarca, nagual, narcosis, pueriles, febriles… A veces frases completas: “Ur urle sacapo vitalob socotiponite”. Otras veces los poemas son tan cortos pero dicen mucho más de lo que se lee entre reglones.

Vive Pez conforma de varios poemas de Virgilio González como

Perdido en Oxnard, Dioses Metálicos, Posdata de mis Recuerdos
, entre otros favoritos más, algunos poemas cortos y concisos, otros más sensuales y lujuriosos, otros más espirituales que dejan uno a pensar. Virgilio es todo un misterio por ser explorado, una mente cargada de palabras que sólo se suelen leer en la Enciclopedia Española mientras tambien usa otras sencillas palabras y metáforas que nos pintan la escena que sólo él pueda imaginar. Su estilo es más introspectivo é indaga a su espíritu por inspiración, un poema siempre real y basado en sus experiencias.

Por otro lado, tenemos al multifacético de Alejandro Molina. Actor, pantomimo, autor, poeta, entre otras cualidades artísticas, Alejandro es un showman quien tiene tanto carisma y simpatía que te puede leer las páginas amarillas y causar carcajadas. Su estilo de poesía varía también entre su vida como inmigrante, su lucha por encontrarse como artista,
fomentar la cultura y darle oportunidad a otros poetas, como yo, quienes necesitan un empuje en la dirección correcta. Puede uno reírse con su poesía San Valentín como también puede reflexionar con otros poemas más profundos como Voces (recitado por Maria Santacruz) y filosóficos como Filantrópico. Alejandro ciertamente tiene suficiente pasión en todo lo que escribe é invita al lector a entrar en su complejo mundo. Conocer su poesía es conocerlo un poco más a él.

Quizás hayan sido mis propias preocupaciones, ó mis propios temores, ó mis propias inseguridades que me han detenido en el camino a escribir sobre Vive Pez. Aún así me siento privilegiado de haber presenciado a estos poetas en acción, el nacimiento de un lindo proyecto que atraerán a más lectores que aún piensan que la poesía es cursi ó anticuada ó difícil de interpretar y cambiar su opinión. Yo soy uno de ellos… Al leer y escuchar a los autores de Vive Pez les aseguro que van a querer devorar cada página y saborear su contenido, lleno de metáforas y de imágenes que nos transporte donde ellos nos dirijan.

Para más información de Vive Pez, favor de hacer click aquí: Vive Pez

También pueden comunicarse con los mismos autores para averiguar donde se presentarán a recitar sus poemas:

Alejandro Molina: mimosbinbon@hotmail.com

Virgilio González: vilovo12@yahoo.com

Anuncios